Votos Perpetuos

 

 

 La profesión perpetua es un acto de transcendencia decisiva para la religiosa, en cuanto reafirma definitivamente su consagración a Dios para siempre.  Esta consagración perpetua es precedida de un tiempo preparatorio de seis meses para suscitar un deseo más vivo y consciente de consagrarse a Dios para siempre en aras de una auténtica caridad, al servicio de Cristo en los hermanos.